¿Pasado, Presente o Futuro?

Todos tenemos un pasado, todos tenemos un presente, y todos vamos a tener un futuro.

Es inevitable pasar por estas tres etapas de la vida. La única manera de llegar a ser felices y llegar a conseguir nuestros objetivos es viviendo el presente. Por muy cursi que suene la frase pero es la realidad.

En el artículo de hoy vas a comprender la importancia de vivir en el presente, con un pequeño truco que verás más adelante para sacarle el máximo provecho a tu vida.

Diseño sin título (17).png

Puede que no tengas toda la confianza o autoestima que te gustaría tener. Seguro que tienes muchas preocupaciones que no te dejan dormir. Puede que hasta te preocupe lo que pueda llegar a pensar la gente de ti.

Puede también que ahora no tengas la autoestima alta debido a tu pasado.

¿Le das muchas vueltas a lo que te ocurrió en el pasado?

¿Te preocupa cómo va a ser tu futuro?

Una de las razones por las que tienes la autoestima baja es por acontecimientos pasados.

Hay ciertas cosas o ciertos momentos en la vida que te pegas una hostia, haces algo mal, se ríen de ti o hasta puede que te hayan hecho el vacío. Este tipo de acontecimientos te acompañan a lo largo de la vida. ¿O no es así?

La respuesta es que puede que este sea tu caso, pero no tiene que ser así.

La personalidad que tienes ahora mismo se ha ido formando a lo largo de los años, desde que tienes uso de razón, incluso antes. Si no eras aquel chico “popular”, si esa chica que tanto te gustaba se reía de ti, si tus profesores te decían que no valías, si te tachaban de feo o de poco “guay”. Todas estas cosas te han condicionado a que no tengas la autoestima por las nubes. Consciente o inconscientemente sigues preocupándote por estas cosas, te han limitado a ser una versión inferior a la que realmente puedes llegar a ser.

El problema es el siguiente:

Si sigues viviendo en el pasado, seguirás teniendo los mismos problemas que tenías antes. Si te siguen preocupando cosas que hayas podido hacer en el pasado, o cosas que te hayan podido hacer, vas a seguir teniendo esos mismos problemas. Así nunca vas a adquirir una autoestima alta.

Pensar en aquello que te ocurrió no te va a ayudar. De hecho, tiene el efecto contrario.

¿No ha habido alguna vez que estabas tranquilo, y de repente empezaste a pensar en aquella cosa que te pasó en el pasado?

¿Cómo reaccionaste?

¿Qué sentías?

Es muy posible que en ese momento te entrase la misma sensación de angustia o agobio que antaño. Esta angustia iba creciendo según te centrabas más y más en el problema, haciéndolo más grande.

Este es el problema de vivir codo con codo con el pasado. La próxima vez que empieces a pensar en cualquier problema que hayas podido tener, enfoca tu mente en otra cosa. Ponte a hacer otra cosa completamente distinta, que no te permita pensar en eso. Ya sabes que si sigues pensando en aquello que te pasó, el problema se hará más grande, y te sentirás peor contigo mismo, con menos confianza.

Tienes que tener claro que del pasado se aprende. Una vez hayas aprendido, tienes que dejarlo ir, no enfocarte en él.

¿Cuál es la solución?

La solución es muy extensa, pero a la vez muy simple. Cualquiera puede olvidar el pasado, y cualquiera puede desapegarse de su pasado más negro.

En palabras más sencillas, la solución consiste en vivir el presente, proyectando el futuro.

Me explico:

Si vives solo en el futuro, serás un soñador iluso. Las cosas no llueven del cielo. Si te proyectas a ti mismo en un momento del futuro teniendo una autoestima increíble, pero te pasas la vida en el sofá quejándote de tu vida, serás un soñador iluso.

La única manera de cambiar es la siguiente:

Tienes que tener una visión de cómo te gustaría que fuese tu futuro. Puede que te interese tener una confianza impresionante. Puede que quieras tener millones en el banco. Puede que quieras llegar a tener una novia increíble. Bien, el primer paso es ese: Tener una visión de cómo queremos que sea nuestro futuro.

El siguiente paso, y el más importante de todos, tienes que vivir el presente. 

Ya sabes que pasa si solo tienes una visión de futuro pero no haces nada para convertir esa visión en realidad, que serás un soñador iluso. Si quieres tener más confianza, si quieres tener más dinero, si quieres ser un hombre poderoso, DEBERÁS vivir el presente, trabajando día a día para conseguir que esa visión se haga realidad.

Ponte por caso que quieres llegar a ser una persona que desprenda montones y montones de confianza. Imagina que quieres ser esa persona que vaya andando por la calle, y todos miren sorprendidos del poder que emana. Imagínate que quieres ser una persona que se quiera, respete y valore al 100%. Imagínatelo.

La única manera de llegar a ser esa persona, es trabajando todos los días en ello. Viviendo el presente, el día a día.

En el momento en el que nuestros pensamientos se vayan a acontecimientos pasados, nos estaremos quedando atrás. Si quieres tener un futuro increíble, ¿Qué crees que pasará si no eres capaz de dejar de lado el pasado? Pues te lo diré yo. Lo que va a pasar es que nunca vas a conseguir el éxito personal ya que estarás viviendo en el pasado, y así, ¿Cómo vas a moverte hacia delante?

Es imposible.

Es fundamental que dejes el pasado de lado, te centres en el presente, y proyectes tu futuro deseado. Así de simple. Con el tiempo irás transformándote en una persona completamente nueva, y te sentirás más a gusto contigo mismo.

Espero que empieces a pelear por tus objetivos. Si quieres ser una persona mucho más respetada, empieza a respetarte a ti mismo dándote la oportunidad de vivir el presente, sin mirar atrás. Sólo tenemos una vida, y más nos vale aprovecharla al máximo.

¿Hasta dónde podrás llegar?

A vuestro éxito,

Miguel Franco

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo