top of page

La vida es sufrimiento

¿Por qué crees que Jesús murió en la cruz por nosotros?

Es obvio que esto es una representación clara de que la vida, inevitablemente, es sufrimiento.

¿Pero hasta qué punto es sufrimiento? Sigue leyendo para descubrir el significado del sufrimiento que encontrarás en tu vida, para así poder remediarlo sea como sea.

Cuando digo que la vida es sufrimiento, no me refiero a que todo en la vida sea un sufrimiento constante y que sea imposible escapar ese dolor que sentimos al sufrir. No me refiero a eso cuando digo que la vida es sufrimiento, solo para que quede claro. Cuando digo que la vida es sufrimiento, me refiero a que inevitablemente vamos a experimentar sufrimiento a lo largo de nuestra vida.

¿Recuerdas algún momento en el que las cosas iban bien y de repente todo se vino abajo como un castillo de naipes?

Estoy seguro de que eres capaz de recordar muchas veces en las que estabas pasándolo mal, sufriendo, lamentándote constantemente y pensando siempre de manera negativa. Entonces, al haber experimentado todos esos momentos negativos, estarás de acuerdo conmigo en que la vida es sufrimiento.

Por el contrario, también sabes que has vivido momentos maravillosos en tu vida, momentos en los que has disfrutado, sonreído y momentos que no puedes olvidar de extrema felicidad. Sin embargo, mágicamente, esos momentos no duran para siempre ya que llega un punto en el que volvemos a estar deprimidos, depresivos, con poca autoestima y en general, estamos sufriendo. Por tanto, de esta reflexión viene el título de este artículo (La vida es sufrimiento), no necesariamente porque la vida sea sufrimiento, sino porque es inevitable que no nos encontremos con momentos difíciles en los que tengamos muchas dudas. Es absolutamente inevitable.

Como sabes que es inevitable evitar el sufrimiento, más te vale aprender a tratar con ello y a navegar por los mares de dudas, incertidumbre, miedos y negatividad que encuentras en tu vida.

¿Qué pasa cuando la gente experimenta dolor y sufrimiento?

La mayoría de personas que viven en el planeta tierra no se creen responsables de su propia vida.

¿Qué quiero decir con esto?

Me refiero a que la mayoría de la gente del mundo no asumen la responsabilidad de que cada cosa que les pase, ha sido por su culpa. La gente no quiere aceptar esto porque es difícil culparse a uno mismo. Lamentablemente, bastante asco nos tenemos ya como para pensar que somos responsables por aquello que nos pase en el mundo. Evita hacer lo que hace todo el mundo, que es culpar a los demás por la situación de sus vidas actuales.

Volviendo a la cuestión de la pregunta, ¿qué pasa cuando la gente experimenta dolor y sufrimiento?

Todos los días estamos expuestos, de una manera u otra, a gente que lo está pasando mal, a gente que está sufriendo o a gente que está muy perdida en la vida. No les juzguemos, verdaderamente puede que lo estén pasando mal.

El problema es que al no asumir responsabilidad por todo aquello que les pase en la vida, tampoco asumen responsabilidad del sufrimiento que están experimentando, por lo que simplemente piensan que no se puede remediar, y empiezan a adoptar mentalidad de víctimas, quejándose de sus patéticas y lamentables vidas.

Al empezar a pensar ciertas cosas negativas cuando estamos experimentando un momento difícil o un momento doloroso y de sufrimiento, lo que estamos haciendo es atacar a nuestra mente subconsciente con pensamientos negativos, mediocres y lamentables, que lo único que conseguirán será hacernos todavía más miserables y entrar aun más en el lado oscuro de la vida.

Si este sufrimiento sigue afectando a las personas, pasará a convertirse en algo tan habitual que esas personas podrían acabar con depresión e incluso con pensamientos de nihilismo y suicidio.

Supongo que llegados a este punto, serás consciente de que es inevitable no sufrir. No podemos elegir si sufrimos o si no sufrimos, pero debemos intentar mantenernos fuertes, y conseguir que ese sufrimiento no vaya creciendo hasta convertirse en un monstruo.

Por eso, te voy a dejar una serie de consejos para que sigas y de esta manera, cuando estés en un momento complicado de tu vida, sepas superarlo con total confianza y seguridad y domines a la perfección los momentos difíciles, que, como ya sabes, son inevitables.

Hazte un favor a ti mismo y a tus seres queridos y no dejes que los momentos difíciles se vayan amontonando hasta que finalmente explotes con problemas como la depresión, drogadicciones, o cosas incluso peores que se ven todos los días en el mundo. Hay que intentar ver la luz en cada momento, y adoptar una mentalidad de abundancia.

¿Qué puedo hacer para no sufrir?

  1. Acepta el sufrimiento como algo inevitable

Lo primero que tienes que hacer es darte cuenta de que sufrir es inevitable.

Todo el mundo tiene momentos malos en sus vidas, ya que es inevitable. Cuando te des cuenta de que pasar por momentos difíciles es algo inevitable y que pasarlo mal, sufrir, sentir que no somos suficientes, y toda clase de problemas son inevitables, podrás entonces relajarte y cuando te vengan problemas o situaciones complicadas, sabrás aceptarlas como parte del proceso hacia tus objetivos.

Cuando escuchas hablar a las personas más influyentes del mundo e incluso de la historia, te darás cuenta que TODOS hablan de las dificultades que han pasado hasta llegar a donde están, y que de alguna manera, siguen pasando por momentos difíciles. ¿Por qué? Porque el sufrimiento es inevitable, pero nosotros podemos elegir el grado de importancia que le podemos dar.

Podemos dejar que esto nos afecte en gran pedida, por lo que estaremos aceptando que no podemos controlar esas circunstancias negativas o podemos aceptar que el sufrimiento o los momentos difíciles son parte del proceso y de la vida.

Te aseguro que si miras tus problemas como que son parte de la vida, los aceptas como tal, y sigues trabajando en tus objetivos, te aseguro que verás un cambio radical en tu vida.

  1. No seas una víctima

¿Qué hacen la mayoría de personas cuando pasan por momentos difíciles?

Lo que hacen es quejarse constantemente, culpar a los demás por sus pésimos resultados, inclinarse hacia drogas o sustancias que puedan disminuir su dolor, y piensan de manera muy mediocre y negativa. Se creen que son víctimas de una sociedad corrupta, y lo único que son es víctimas de su propia realidad debido a sus pensamientos negativos.

Tienes que intentar hacer todo lo contrario a lo que hace la mayoría de personas. En el momento en el que estés atravesando por un mal momento, ahórrate la negatividad y el malgasto de energía de entrar en un estado de víctima, que lo único que va a conseguir es que seas más miserable y que sigas teniendo los mismos resultados que has tenido hasta la fecha.

Así que tu decides si quieres ir con los hombros encogidos por la vida cuando estés pasándolo mal o si prefieres levantar la barbilla, echar los hombros para atrás, y demostrarle a todo el mundo y a ti mismo, que eres capaz de superar hasta los momentos más difíciles, ya que eres el capitán de tu vida, y decides si los problemas te tiran para abajo o hacia arriba.

  1. Trata de ser mejor persona

Otra cosa que suele hacer todo el mundo cuando lo está pasando mal o sufriendo, es que empiezan a encaminarse hacia el lado del mal, por lo que sus pensamientos son más negativos con más frecuencia, piensan cosas horribles de ellos mismos y de otras personas, por lo que actúan así en situaciones sociales y en su día a día.

Estoy convencido de que has ido por la calle y alguien te ha contestado mal a la hora de pedir la hora o cualquier cosa, y tú pensaste que menudo día habrá tenido el amargado de mierda ese. Pues tengo que decirte que el amargado ese, lo único que está haciendo, es trasladar sus pensamientos a sus acciones, por lo que todo el resentimiento que tiene acumulado, todo el asco, toda la decepción y negatividad acaban expresándose. No culpes a estas personas, no tienen acceso a material como el que encontrarás en sitios como Man Kaizen.

Ya que tu sí tienes acceso a esta clase de material, hazte un favor y cada vez que estés pasándolo mal, intenta ser mejor persona. El bien hace el bien y convierte el mal en el bien, por lo que sabrás que cuando estés pasándolo mal por lo que sea, intenta ser mejor persona contigo y con los demás para no dejar que pensamientos negativos o con resentimiento invadan tu mente.

Al tratar de ser mejor persona, estarás condicionando a tu mente a pensar que cada vez que lo pases mal, podrás solucionarlo siendo mejor persona contigo mismo y con los demás y querrás ayudarte a ti y a los demás, para que así no caigas en el lado deprimente del mal, que lo único que conseguirá será hundirte todavía más en la miseria.

  1. Reconstrúyete

Lo más probable es que si pasas un momento complicado de tu vida sea porque has estado abandonado ciertas cosas de tu vida que son importantes.

Todos los resultados que conseguimos en nuestra vida son fabricados por nosotros mismos. Por lo que si tenemos una victoria, la habremos conseguido nosotros mismos y si tenemos alguna derrota, también la habremos construido nosotros mismos.

Por eso, al estar experimentando un momento complicado en nuestra vida, quiere decir que nosotros hemos conseguido llegar a este punto de estar pasándolo mal. Si te paras a pensar, podrás darte cuenta de las cosas que hiciste o no hiciste que han hecho que estés donde estás a día de hoy.

Has podido cometer errores, que también son inevitables, y has podido dejar cosas de lado en tu trayecto hasta aquí que han hecho que estés sufriendo actualmente. Sea lo que sea, cada uno de vosotros sabe, de manera individual, las cosas que han ido dejando de lado o las cosas que han ido haciendo o no haciendo para estar donde están.

Por eso, es tan sencillo como ir ordenando nuestra vida poco a poco. Empezamos con los pensamientos, ya que en la cabeza es donde empieza todo primero. Al empezar a ordenar nuestros pensamientos, seremos capaces de pensar lo que nosotros queramos que nos va a ayudar a conseguir llegar a donde queremos. Luego, lo que podemos hacer es ir ordenando nuestra vida, nuestro día a día, nuestras rutinas, nuestros hábitos, etc.

Este ejercicio es muy fácil si se hace con sinceridad, ya que solo cada uno de nosotros sabe las cosas que han causado nuestra situación actual, por lo que solo nosotros mismos somos capaces de juntar las piezas del puzzle para así ordenar nuestra vida de una vez por todas, y no ser frágiles y derrumbarnos ante la adversidad.

En resumen, sabemos que el sufrimiento es inevitable y que no hay manera de evitarlo. Esto pasa porque sí, y lo que hay que intentar es ser lo suficientemente fuertes y tener nuestra vida lo suficientemente ordenada como para que no nos jodan la vida ni nos derrumben.

Todo el mundo tiene problemas y lo vemos todos los días en ejemplos de manifestaciones, huelgas, piquetes, suicidios, asesinatos y miles de situaciones que pasan diariamente que son síntoma del sufrimiento de personas. Gracias al poder de las telecomunicaciones, podemos enterarnos de historias que nos ponen los pelos de punta, de asesinatos y de cosas horribles e indescriptibles que puede llegar a hacer un ser humano.

Lo único que hay que hacer es perseguir nuestros sueños, ordenar nuestra vida y afrontar las situaciones complicadas con otros ojos y tomándonos estas situaciones como parte de la vida y como algo instructivo que nos permita avanzar en el camino de nuestra vida para así poder conseguir nuestros objetivos y no permitir que nada nos pare ni nos eche para atrás.

La vida es sufrimiento, pero puedes elegir si este sufrimiento destroza tu vida o si de este sufrimiento emerge una oportunidad maravillosa de la que puedas aprovecharte.

De nada sirve que a la hora de tener problemas, nos quejemos y nos destruyamos a nosotros mismos. ¿Qué sentido tiene? Si queremos vivir en el nihilismo más profundo, entonces adelante, adopta una mentalidad de víctima cuando afrontes problemas. Si por el contrario quieres seguir adelante con confianza, fuerza y seguridad, deberás empezar a ver los problemas y los momentos difíciles como parte de la vida y que solo nosotros mismos somos capaces de superar los obstáculos y conseguir ver la luz cuando todo parece oscuro.

Tenemos más fuerza interna de la que te puedas imaginar y tenemos más fuerza de voluntad de la que te puedas imaginar. Aprovecha todo el potencial que tienes dentro, y ve a por aquello que quieres conseguir en tu vida, sabiendo que te encontrarás con innumerables problemas que deberás superar por el camino para salir de ellos más fuerte de lo que eras antes del problema.

A vuestro éxito,

Miguel Franco

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page