top of page

3 Maneras De Olvidar El Pasado

Todos hemos pasado por momentos difíciles. Hemos tenido momentos angustiosos, de miedo, incertidumbre, de todo.

Los acontecimientos pasados parecen ser algo que nos impide seguir creciendo. Nos aferramos a cualquier situación que nos haya podido hacer daño, y simplemente no conseguimos despegarnos de ella. Pensamos constantemente aquello que nos ocurrió en el pasado y nos perturba, nos deja intranquilos.

Diseño sin título (10)

El estar pensando constantemente en el pasado hace que nos pongamos una barrera de miedos y preocupaciones que nos impide alcanzar nuestros objetivos.

Espero que con estas simples ideas consigamos todos olvidarnos de aquel momento embarazoso, o de aquel error que pudimos cometer.

Usa Las Derrotas Como Fuente De Inspiración

En vez de tirarte en la cama lamentando aquello que hiciste o aquello que te pasó, levántate y usa esa preocupación o rabia como fuente de inspiración y motivación.

Muchos de nosotros, cada vez que nos pasa algo “malo”, nos encerramos mentalmente. Empezamos a pensar constantemente en aquello que hicimos mal o que nos hicieron. Estos pensamientos van alimentándonos constantemente, haciéndose cada vez más grandes.

Llega un momento que después de tanto pensar en aquella cosa del pasado, no somos capaces de dejarla ir.

La solución está en usar toda aquella experiencia negativa de nuestro pasado a nuestro favor. En vez de quejarnos o lamentar aquello que nos pasó o que hicimos, vamos a coger esa cosa y vamos a darle la vuelta. Vamos a motivarnos y usar esa preocupación y transformarla en rabia. Esta rabia positiva la usaremos para demostrarnos a nosotros mismos que es posible cambiar la dirección de nuestra vida, con esfuerzo y deseo.

Es Imposible Cambiar El Pasado

Todos tenemos una vida. No somos inmortales. Cada segundo cuenta y cada vez nos van quedando menos años de vida.

Se podría decir que la vida está compuesta por 3 etapas: El pasado, presente y futuro.

Lo realmente importante es el presente. Si nos centramos en sacarle todo el jugo al presente, podremos recolectar los frutos sembrados con nuestro esfuerzo. Si por el contrario vivimos atrapados en el pasado, nunca conseguiremos vivir el presente, por lo que no recogeremos unos frutos positivos en el futuro.

Escucha, el pasado ya está escrito. Es imposible cambiarlo. Imposible. Lo único que cuenta ahora mismo es el presente y lo que hagamos con el. El simple hecho de pensar en aquellas cosas que nos sucedieron en el pasado negativas, solo va a incrementar nuestra preocupación y duda.

Al vivir centrados en el pasado, estamos perdiendo de muchas formas.

Estamos malgastando energías y fuerzas que podríamos usar en este momento para labrarnos un futuro feliz. También estamos perdiendo tiempo de nuestra preciada vida por preocuparnos por cosas que NUNCA conseguiremos cambiar. El pasado ya está escrito.

Lo que no está escrito es el futuro, el cual podremos construir centrándonos en el presente, disponiendo de todas nuestras energías al no pensar en ese pasado tedioso.

Deja De Hacerte La Víctima

Los seres humanos tenemos esa gran costumbre de quejarnos de todo y culpar a todo el mundo de nuestros problemas.

Es como si dejásemos nuestra vida en manos de los demás. Todo aquello que nos pase es la culpa de los demás. Estamos constantemente quejándonos por todo.

No sé tú, pero yo no quiero dejar mi vida en manos de hechos pasados o de los demás.

Al hacernos las víctimas, lo que estamos haciendo es parecer unos desgraciados.

Enfádate por la calle o ve con una cara larga. ¿Cómo crees que te ve la gente? ¿Te crees que desprendes alegría?

Lo único que hacemos cuando nos hacemos las víctimas es actuar como actuaría un niño pequeño.

Para ser hombres de provecho, tenemos que dejar de hacernos las víctimas constantemente, porque esto solo va a incrementar la negatividad que albergamos dentro de nosotros.

También, tenemos que asumir la responsabilidad por cualquier cosa que nos pase.

Si suspendemos ese examen, ¿De qué sirve culpar al profesor? Es nuestra culpa y de nadie más el haber suspendido. Menuda adicción esta de culpar a los demás por nuestras derrotas. De esta forma estaremos entregando la dirección de nuestras vidas a los demás, y la gente con éxito toma control absoluto de su vida, sin culpar a los demás por sus fallos.

Espero que hayas conseguido extraer alguna idea o inspiración para dejar de preocuparte por las experiencias pasadas, y asumas control sobre la dirección de nuestras vidas, sin importarnos lo que nos haya podido ocurrir, para así poder centrarnos en el presente.

A vuestro éxito,

Miguel Franco

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page