Las decisiones las tomas tú

Este artículo va a ser un pequeño recordatorio para hacerte ver que la vida que vas a vivir está en tus manos. Con lo cual, tú debes ser la persona que elija las decisiones que tome en su día a día.

¿Por qué es importante tomar tus propias decisiones?

Para contestar esta pregunta, te voy a hacer otra pregunta antes:

¿Cuántas vidas tienes?

La respuesta es sencilla. Está claro que tienes solo una vida para vivir y es imposible saber cuánto tiempo te queda en este planeta, con lo cual está en tus manos decidir la vida que quieres tener y las decisiones que eliges para llegar a tener la vida que tú quieres.

Entonces, si tienes solo una vida que vivir, ¿por qué ibas a vivir la vida de otros antes que la tuya propia?

Verás, lo más seguro es que la vida que estés viviendo actualmente haya sido creada por decisiones que han tomado otras personas por ti o decisiones que has tomado tú debido a la influencia de otras personas.

Párate a pensar en esto que acabo de decir porque es de vital importancia.

A medida que vamos creciendo, las influencias externas hacen que nosotros adoptemos ciertos valores que han sido inculcados en nosotros y hasta ciertas formas de pensar y de hacer las cosas.

Seguramente hayas crecido en un ambiente en el que tus padres te decían que fueses al colegio, que fueses a la universidad para tener un buen título, para luego salir al mercado laboral o la carrera de la rata donde acabas siendo miserable ya que tienes un tope de hasta dónde puedes crecer.

Entonces, nosotros nos creemos que así es como tenemos que vivir la vida, y por eso la gran mayoría de nosotros nunca logra ser exitosos, ya que acabamos en la “escalera laboral”, dependiendo de otras personas para poder vivir una vida más o menos decente sin libertad, siempre pendientes de las facturas que tenemos que pagar, en vez de haber sacrificado ciertos aspectos de nuestra vida para lograr las cosas que nosotros realmente queremos.

¿Por qué la mayoría de personas acaban fracasando?

La mayoría de personas se piensan que la vida que tienen que vivir es la vida que les han dictado sus padres, amigos y familiares.

Nos dicen un día que menudo carácter tenemos y que somos bipolares y ya nos creemos de por vida que somos así. Cuando la realidad es que podemos crear la vida que nosotros queramos, y el problema está en que la mayoría de personas no están dispuestos a sacrificar algo a cambio de tener éxito.

El problema más grande es que estas personas que se dejan guiar por lo que les dicen los demás no toman sus propias decisiones.

No se paran a pensar y a reflexionar en lo que realmente quieren ellos para su vida y por tanto toman las decisiones influenciados por las opiniones de los demás, sin llegar a ser o hacer las cosas que ellos quieren realmente.

Es tan sencillo como apagar un segundo todo el ruido que hay fuera de nuestra cabeza y fijarnos en lo que queremos para nosotros. En el momento en el que consigas apagar el ruido que hay fuera, conseguirás escuchar a tu voz interna, que es muy inteligente y sabe lo que quieres.

Haz caso a tu imaginación, haz caso a tus sueños. No tengas miedo de probar cosas por las que sientes curiosidad. Investiga, ya fallarás. Pero sigue investigando y sigue creando la vida que tú quieres.

Nunca dejes de tomar decisiones en tú vida que creas que son buenas para ti. Es lo que tienes que hacer. No te dejes guiar por el ruido que hay fuera de tu cabeza, ya que si lo haces estarás jugando al juego al que juega todo el mundo, y como bien sabrás, es la peor forma de ser exitosos.

Te recomiendo que empieces a ver la vida como algo en lo que tienes total libertad de elegir lo que quieras, siempre y cuando sea ético y moral.

Cuando empiezas a hacer lo que realmente quieres, empezarás a notar resistencia por todos los frentes. Mi consejo es que no te desilusiones, es normal. Estarás saliendo permanentemente de tu zona de comfort, con lo cual estarás mejorándote como individuo constantemente, mientras que la mayoría de personas tienen tanto miedo de caer mal o de no gustar a alguien, o de las críticas de los demás, que juegan a lo seguro para no cagarla y de esa manera vivir una vida mediocre.

Tienes que expandirte mas allá de lo que puedes ver ahora.

¿Por qué?

Muy sencillo. ¿Crees que en el siglo XI pensaban que era posible llevar a cientos de pasajeros en un avión? Por supuesto que pensaban que era una locura y posiblemente acusarían a la persona de estar loco o poseído por el demonio.

Con esta historia que te acabo de contar, espero que hayas podido ver como no importa lo que diga la gente de ti. Tu vida no es la vida de los demás, con lo cual, empieza a vivirla como te mereces y siguiendo los gustos y pasiones que tengas. No hagas caso al ruido que hay fuera de tu cabeza y céntrate en tomar decisiones que vayan a beneficiarte a ti y toma decisiones que salgan de tu interior, en vez de escuchar lo que los demás piensan de como debería ser tu vida.

Toma tus propias decisiones y ahórrate mucho tiempo perdido y sufrimiento.

Es tu vida, no la de nadie más. Toma tus decisiones y vívela como creas conveniente.

A vuestro éxito,

Miguel Franco

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo