Cómo quererme y respetarme lo más rápido posible

Los pilares fundamentales para adquirir una autoestima enorme son los siguientes:

  1. Quererse

  2. Respetarse

  3. Valorarse

Una vez cumplas con estos tres requisitos, conseguirás tener una autoestima enorme de inmediato. Como el propio título del artículo indica, vas a recibir una serie de consejos que puedes empezar a usar de inmediato para quererte y respetarte. “Lo más rápido posible” dependerá en gran medida del esfuerzo, dedicación y ganas que empeñes en de verdad tener el deseo de quererte y respetarte.

Esto quiere decir que si afrontas esto con parsimonia y pocas ganas, tardarás años en quererte y respetarte. Si por el contrario le dedicas tiempo, le pones esfuerzo, dedicación y ganas, te aseguro que el cambio será más rápido de lo que piensas.

Tienes que entender que para ser exitosos en cualquier ámbito de nuestra vida, necesitamos echarle horas de dedicación y ganas para verdaderamente lograr ese objetivo que nos hemos propuesto. No hay atajos. Tienes que dar el máximo para conseguir que ese cambio se de en menos tiempo y sea más duradero.

Si estás dispuesto a esforzarte y dar más de ti, te recomiendo que sigas leyendo porque te voy a dar una serie de consejos que te ayudarán a quererte y respetarte más rápido, dependiendo del grado de dedicación y esfuerzo que le pongas.

Cómo quererme y respetarme: 4 consejos poderosos

1.Haz más a menudo lo que TÚ quieras hacer

Es muy probable que muchos de nosotros seamos muy egoístas con nosotros mismos.

¿Por qué digo esto?

Por una sencilla razón. Muchas de las decisiones que tomamos en nuestro día a día están influenciadas en gran medida por los demás. Son muy pocas las veces que tomamos una decisión pensando en nosotros mismos ya que solemos tener esa vocecilla de fondo que no nos permite tomar decisiones pensando en si nos beneficiarán a nosotros.

Por eso, mi consejo y el consejo de todas las personas exitosas de la historia es que seas más egoísta. No me refiero a la clase de egoísta que es un avaro; me refiero a la clase de egoísta que se preocupa más por él que por los demás.

Si estás leyendo esto es muy probable que no tengas una autoestima increíble, no te preocupes, llegará el día en el que te quieras, valores y respetes de una manera que nunca habrías creído posible. Mientras tanto, tienes que empezar a tomar decisiones pensando más en tu bienestar que en el de los demás.

Me parece perfecto si eres una persona que se preocupa por los demás, yo también soy así. Pero tienes que saber que la persona más importante en el mundo eres tú. Por tanto, sería lógico que empezases a tomar decisiones y a hacer cosas que tú quieras hacer de verdad, porque te apetecen. También te vas a hacer el favor de olvidarte de las opiniones de los demás en cuanto tengas que tomar una decisión en tu vida. Ya que es eso, tu vida y de nadie más.

Tienes que saber que la persona más importante en este mundo eres tu.

2.Márcate objetivos y consíguelos

En Man Kaizen estamos convencidos que la vida de un hombre sin un propósito o sin objetivos, es una vida vacía y sin emociones.

Por eso, no nos vamos a cansar de repetir y recalcar la importancia de tener objetivos en nuestra vida.

Si no tenemos objetivos, será muy difícil mejorar la calidad de nuestras vidas y será muy difícil querernos y respetarnos como deberíamos ya que no estaríamos avanzando.

Para que un hombre se sienta verdaderamente realizado consigo mismo, es necesario que en la vida de ese hombre haya una constancia de éxitos y objetivos cumplidos. La satisfacción al lograr tus objetivos es enorme.

Piensa en algún momento de tu vida cuando te marcaste algún objetivo en el cual trabajaste duro para después lograrlo, ¿cómo te sentiste?

Está claro que la respuesta es bien. Posiblemente la respuesta fuese en otra línea. Algo así como:

De p*** madre

Es muy importante que empieces a marcarte objetivos y trabajes para lograrlos. Puedes empezar con objetivos pequeños que puedas cumplir en tu día a día. Estas victorias diarias te darán la fuerza y motivación necesarias para seguir marcándote objetivos, consiguiéndolos y viviendo una vida llena de alegría y felicidad. Lo más importante de todo, es que al conseguir una espiral de victorias en tu día a día, empezarás a notar un cambio muy positivo en ti. Tendrás más confianza, autoestima y te querrás y respetarás como nunca antes lo habías hecho.

3.No gastes tanto tiempo en Facebook

Me da igual si es Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest o Snapchat. Todas las redes sociales tienen un lado bueno, pero también tienen un lado malo.

Para seguir en la línea del artículo, vamos a discutir por qué las redes sociales son malas para tu autoestima.

Puede que pases gran parte del día viendo la vida de otras personas a través de la pantalla del móvil. También es posible que tengas envidia por la vida que tienen otras personas. Puede que estés constantemente preocupado por la imagen que das de ti en tus redes sociales. Si tu preocupación ahora mismo es la percepción que das de ti a la gente en tus redes sociales, estás jodido. Deja esa mierda, no es buena.

El caso es que pasamos muchísimo tiempo en las redes sociales; bien viendo la vida de otras personas, viendo vídeos inútiles o intentando aparentar ser alguien que no somos realmente. Lo único que va a generar esto es inseguridad en ti. De todas formas, si estuviésemos completamente enganchados a la idea de mejorar cada día, no tendríamos esa necesidad de abrir Facebook constantemente porque estaríamos muy concentrados persiguiendo nuestros sueños y objetivos.

No digo que tener alguna de estas redes sociales sea algo malo. Pienso que es bueno, si se usa adecuadamente y no te dominan a ti. El problema es que no solemos usar estas herramientas adecuadamente. Lo único que estamos consiguiendo con esta adicción es empeorar nuestras vidas, ya que solo estaremos aumentando nuestras inseguridades, miedos, dudas, preocupaciones, etc.

Para conseguir quererte y respetarte de una vez por todas, es necesario que pases más tiempo contigo mismo, en vez de estar constantemente intentando saber lo que está haciendo todo el mundo.

¿De verdad la vida de los demás es más interesante que la tuya?

Esto es algo que yo personalmente he tenido dificultad en aprender. Entiendo perfectamente que sea una especie de adicción cuando te metes a ver la vida de los demás. El problema es que no trae muchos beneficios esta acción, ya que estamos preocupándonos más por lo que están haciendo los demás que por lo que estamos haciendo nosotros.

De nada vale desear tener una vida mejor con más autoestima, si luego nos pasamos el día viendo a los demás en las redes sociales o perdiendo nuestro tiempo admirando tonterías. Hazte un favor y preocúpate más por ti de ahora en adelante.

4.¡No hables mal de ti!

Tengo una pregunta para ti, pero quiero que respondas con sinceridad.

¿Cómo es posible que quieras respetarte y quererte si no paras de criticarte y pensar mal de ti?

Espero que hayas sido completamente sincero respondiendo a esta pregunta. Aunque la respuesta sea obvia, quería que pensases un poco en la pregunta que te he hecho.

Es imposible que nos queramos y nos respetemos del todo si no nos creemos que somos suficientes.

No creemos que somos suficientes porque en ocasiones, y a veces en muchas ocasiones, pensamos cosas malas de nosotros mismos. Nos saboteamos a nosotros mismos diciéndonos cosas negativas o pensando que no vamos a ser capaces de hacer esto o aquello.

Un gran problema que suele tener la mayoría de la gente es la ignorancia de no comprender que nuestro estado de ánimo determinará el grado de felicidad y autoestima que tengamos.

Si nuestro estado de ánimo es de víctimas, tristes, melancólicos, nos criticamos constantemente, nunca conseguiremos querernos y respetarnos como es debido.

Si por el contrario tratamos de adoptar un estado de ánimo positivo, motivador, poderoso, fuerte, con confianza, con ambición, lo más seguro es que nos acabemos queriendo y respetando a unos niveles completamente sorprendentes y nuevos.

En vez de hablar mal de ti, habla bien de ti.

Tienes que hablar de p*** madre de ti.

Tienes que empezar a verte con otros ojos, más poderosos e influyentes. Al principio es muy probable que te sientas incómodo diciéndote cosas como: soy el mejor, puedo conseguir esto, etc. Pero a medida que vas convirtiendo la idea de hablar bien de ti en rutina, se convertirá en un hábito que acabarás haciendo de forma inconsciente. Todo esto te ayudará enormemente a adquirir esa autoestima que tanto echabas en falta.

WARNING!

Como he dicho al principio del artículo, la velocidad a la que consigas cambiar y convertirte en una persona poderosa y con mucha autoestima, dependerá del grado de esfuerzo, dedicación, ganas y constancia que le pongas en conseguir cambiar.

A vuestro éxito,

Miguel Franco

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo